Artista

Jean Sibelius

Compositor

No fue hasta los veinticinco años cuando Jean Sibelius conquistó en Viena el que habría de convertirse en su medio más importante, la orquesta, con la Obertura en Mi mayor y la [Scène de ballet]. Hasta entonces había escrito exclusivamente canciones y música de cámara durante su período formativo en Helsinki y Berlín. Ahora disfruta de la consideración de ser el sinfonista más importante de Finlandia, cuyas composiciones no se juzgan en absoluto inferiores a las de famosos contemporáneos como Gustav Mahler o Richard Strauss.

La vida del compositor finlandés se vio marcada por las contradicciones: Johann Christian Julius Sibelius, que más tarde decidió valerse como nombre de pila de una versión francesa de su apodo cariñoso de Janne, nació el 8 de diciembre de 1865 en la pequeña localidad de Hämeenlinna. Aquí creció en un hogar en el que la lengua familiar era el sueco. Sin embargo, la región del sur de Finlandia pertenecía oficialmente a Rusia como un Gran Ducado autónomo. A partir de 1880 Sibelius recibió regularmente clases de violín, ya que su deseo era emprender una carrera como virtuoso. Tras una lesión en el codo derecho se vio obligado a cambiar su rumbo por el de la composición, formándose en el nuevo instituto de música fundado por Martin Wegelius (en la actualidad la Academia Sibelius), que se convirtió rápidamente en el centro de su actividad artística. A la edad de veintitrés años, Sibelius pasó a estudiar con Albert Becker, que daba clases en el conservatorio privado de Xaver Scharwenka en Berlín. Fue en la capital alemana donde conoció a su futura mujer, Aino Järnefelt, con la que contrajo matrimonio tras un nuevo período de estudio en Viena y después del estreno de la Sinfonía [Kullervo]. En los años siguientes, Sibelius dio clases en la Academia Orquestal de Kajanus y en el Instituto de Música de Wegelius, rechazando otras ofertas académicas llegadas de Viena y Rochester; en lugar de eso, escribió obras tan famosas como su Concierto para violín. A pesar de todos sus éxitos, el compositor se sintió acosado por dudas gigantescas sobre su propia valía, que intentaba combatir regularmente con un consumo excesivo de alcohol. Tras finalizar su Séptima Sinfonía, Sibelius se sumió finalmente en el silencio: con la excepción de sus Tres Piezas para violín y piano op. 116, impresas en 1929, no se publicó ni una sola suya obra más hasta su muerte, acaecida el 20 de septiembre de 1957: una gran pérdida para la historia de la música.

Próximos conciertos en directo

Conciertos

Ver todo 29
Ayuda Contacto
Así funciona Boletín Acceso institucional Acceso Cheques-regalo
Información legal Aviso legal Privacidad