Bernard Haitink dirige la Cuarta Sinfonía de Mahler

La Cuarta Sinfonía de Mahler impresiona al mismo tiempo tanto por sus esbeltas dimensiones como por una incomparable variedad expresiva. Encontramos en ella una interacción de ingenuidad e ironía, de infantilismo y presentimiento de la muerte, uno de los movimientos lentos más hermosos de Mahler, su Scherzo quizá más inquietante y, finalmente, un último movimiento nada convencional con un radiante solo para soprano. Aquí puede verse y oírse la obra en una interpretación con Bernard Haitink, grabada en 1991 en la Konzerthaus de Berlín.

Berliner Philharmoniker

Bernard Haitink

Sylvia McNair

© 1992 EuroArts Music International, VIDEAL / brilliant media, SFB

Recomendado para usted

Ayuda Contacto
Así funciona Boletín Acceso institucional Acceso Cheques-regalo
Información legal Aviso legal Privacidad