Noah Bendix-Balgley

Violín, compositor

Noah Bendix-Balgley toca uno de los raros violines salidos del taller cremonés de Carlo Bergonzi: un instrumento que le permite compartir sus «pensamientos y emociones con otros músicos y con el público». Este violinista, originario de Carolina del Norte y primer concertino de los Berliner Philharmoniker, se ha propuesto como su tarea vital crear un sonido personal que no sólo sea hermoso, sino también expresivo y conmovedor.

Noah Bendix-Balgley, que recibió sus primeras clases de violín a los cuatro años y que a los nueve tocó ya para Yehudi Menuhin, estudió en la Universidad de Indiana y en la Escuela Superior de Música de Múnich con Mauricio Fuks, Christoph Poppen y Ana Chumachenco. Fue premiado en numerosos concursos, entre ellos el Concurso Reina Isabel de Bruselas y el Concurso Internacional Long-Thibaud de París. Su carrera como músico orquestal comenzó en 2011 como concertino de la Orquesta Sinfónica de Pittsburgh. En septiembre de 2014 pasó a ocupar el mismo puesto en los Berliner Philharmoniker. Además de su actividad como concertino, Noah Bendix-Balgley actúa como solista en todo el mundo con destacadas orquestas: también, naturalmente, en los conciertos de los Berliner Philharmoniker. Como apasionado camerista, toca en diversas agrupaciones, entre otras en trío con el pianista Robert Levin y el violonchelista Peter Wiley, así como en el septeto Philharmonix (que cultiva diferentes géneros), con miembros de los Berliner y los Wiener Philharmoniker. Como intérprete apasionado de la música klezmer, Noah Bendix-Balgley ha tocado con agrupaciones mundialmente famosas como Brave Old World, ha impartido talleres en toda Europa y en Estados Unidos, y en junio de 2016 estrenó su propio concierto para violín klezmer [Fidl-Fantazye].

Conciertos

Ver todo 24

Películas

Entrevistas

Ver todo 16
Ayuda Contacto
Así funciona Boletín Acceso institucional Acceso Cheques-regalo
Información legal Aviso legal Privacidad